Son múltiples las opciones para los turistas en este país. Decidirnos por algunos sitios no es tarea fácil. México tiene innumerables atracciones turísticas que vale la pena visitar una y otra vez. Entre las más reconocidas a nivel mundial se encuentran:

Civilización mesoamericana

Conoce la historia y la adownloadrquitectura de más de 3000 años de antigüedad. Asombran sus conocimientos en matemáticas, astronomía, ingeniería, escritura, arte y medicina. En México encontrarás templos, palacios y espacios urbanos de la época. Así como etnias que aún viven en sus territorios, mantienen sus tradiciones, creencias y sus lenguas. Entre los sitios que puedes visitar destacan:

  • En Campeche recorre Calakmul, una de las ciudades más importantes de los mayas.
  • En Chiapas conoce Palenque, ciudad rica en restos arqueológicos, arquitectónicos, así como textos escritos, esenciales para descifrar su cultura.
  • En Tabasco, admira los jeroglíficos con más de 14 siglos que cuentan la historia de la humanidad.
  • En Yucatán, visita la pirámide Kukulcan en Chitchen Itza: es la más famosa del mundo maya.
  • Y todavía puedes recorrer Coba, Comalcalco, Edzná, Izapa, Pomona, Tulum y Uxmal para vivir la experiencia de la civilización en todo su esplendor.

Playas

México posee más de 11000 kilómetros de costa. Elegir cuál es el mejor sitio para visitar siempre será una decisión subjetiva. Sin embargo, la mayoría se decanta por los siguientes destinos:

  • Cancún: el complejo hotelero desarrollado con fines turísticos por el gobierno mexicano, tiene hermosas playas de arena blanca ideales para satisfacer el gusto de toda la familia.
  • La Riviera Maya: encuentras lagunas, cenotes y playas para disfrutar al máximo la vida marina.
  • Los Cabos: el ambiente tradicional mexicano se mezcla con instalaciones de gran lujo. Disfrutas la vista del desierto y el mar de Cortés.
  • Huatulco: sus playas son famosas para surfear. Posee nueve bahías con un ambiente y ecología únicas. Sus hoteles para todos los presupuestos y sus deslumbrantes riberas de arena dorada, aguas cristalinas y naturaleza virgen nos hacen creer que el paraíso existe.

Y México tiene aún más. Sus ciudades coloniales, sus deslumbrantes montañas y su gente cálida lo hacen el lugar perfecto para vacacionar.